Dirección de Relaciones Internacionales

Un proyecto para mejorar la producción del sector del arroz

A través de un proyecto de cooperación internacional, la Universidad del Valle trabajó de la mano de varias instituciones nacionales y universidades japonesas para mejorar la producción y competitividad del sector productor del arroz en Colombia.

Misión de Evaluación Final – Contraparte Japón y Colombia

El proyecto se denominó “Desarrollo y adopción de un sistema de producción de arroz de bajos insumos a través del mejoramiento genético y tecnologías avanzadas de manejo en campo" - SATREPS, por su sigla en inglés, Science and Technology Research Partnership for Sustainable Development. Programa del gobierno japonés para hacer alianzas internacionales para proyectos de tecnología y ayuda en varios campos en diferentes países.

En este proyecto participaron el Departamento de Geografía de la Universidad del Valle, el Centro Internacional de Agricultura Tropical - CIAT, la Federación Nacional de Arroceros – FEDEARROZ, el Fondo Latinoamericano para arroz de riego – FLAR, la Agencia Presidencial de Cooperación – APC, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y las universidades de Tokyo, de Kyushu y de Agricultura y Tecnología de Tokyo.

El desarrollo de este proyecto involucró técnicas de biotecnología aplicadas a la agricultura. El impacto que ha generado este trabajo de cooperación internacional investigativo se concentró en el mejoramiento de variedades de arroz, lo cual es significativo para los sectores productivos de Colombia y Japón.
En el inicio de esta investigación participaron agricultores colombianos, quienes facilitaron información directa de las problemáticas y retos que enfrentan. Es por esto que, a través de este trabajo, se implementaron técnicas de agricultura de precisión, con ayuda de expertos japoneses en cultivos de arroz con el fin de contribuir al sector y volverlo más competitivo.

Manabu Ishitani, líder del proyecto en Colombia e integrante del Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional del Centro Internacional de Agricultura Tropical - CGIAR del CIAT, afirma que “los retos de producción para Japón y Colombia son similares. Se necesita que el sector arrocero sea productivo, ya que a futuro competirá con arroz importado sin aranceles”.

Otro de los aspectos resaltados por Manabu Ishitania es la evaluación social que hace de la acción del cultivo y la producción, evidenciando grandes problemáticas en Japón, donde las personas que trabajan la tierra, en la producción del arroz, son agricultores por encima de 65 años de edad. Este investigador japonés asegura que la agricultura de precisión incorpora herramientas tecnológicas, que podrán ser un atractivo para los jóvenes, motivándolos a trabajar en el manejo de los cultivos. De lo contrario, es posible que “el sector agrícola se quede sin gente para trabajar los cultivos” afirma el líder.
Jorge Rubiano, profesor del Departamento de Geografía de la Facultad de Humanidades, afirma que en este proyecto se busca reducir el uso de insumos en los sistemas de producción de arroz, principalmente agua.

Visita de campo a taller de socialización de resultados en el Centro Internacional de Agricultura Tropical – CIAT.

 

Taller de socialización de resultados en el Centro Internacional de Agricultura Tropical – CIAT.

El proyecto SATREPS plantea cuatro estrategias para mejorar la productividad del sector del arroz: la primera es mejorar las variedades que se dispone en Colombia, introduciendo componentes que permitan un uso más eficiente del agua; manejar los suelos de una manera diferente; mejorar y modificar los sistemas de riego; y por último, implementar estrategias para la adopción de las tecnologías que se desarrollan en el proyecto.

En este proyecto participaron estudiantes en trabajo de grado del Departamento de Geografía de Univalle, quienes abordaron el estudio del potencial de reservorios de agua para suplir demandas futuras del recurso en los sistemas arroceros.


Durante el desarrollo de SATREPS se capacitaron estudiantes japoneses y colombianos, quienes realizaron trabajo de campo desde los centros de investigación y universidades.

En las actividades llevadas a cabo, con la participación de la Universidad del Valle, se vincularon agricultores y productores de arroz de 4 municipios del Tolima: Saldaña, Coello, Ibagué y el Espinal. La participación de alrededor de 60 agricultores de estas zonas permitió conocer sus requerimientos y necesidades con relación al manejo del agua.

El profesor Jorge Rubiano afirma que estas actividades han sido de gran importancia debido a que “la agricultura utiliza el 70% del agua en el mundo y reducir el uso intensivo del agua tendría un impacto significativo, más cuando nos enfrentamos a cambios climáticos a futuro”.

En el proyecto SATREPS participaron investigadores que abordaron el desarrollo e implementación de tecnologías relacionadas con el área de biología molecular y el descubrimiento de genes para la resistencia de insectos y factores que contribuyan al uso del nitrógeno, el agua, y resistencia a la sequía.
Fernando Correa Victoria, fitopatólogo encargado del diagnóstico y control de las enfermedades de las plantas y líder del programa de arroz del CIAT, comenta que ha sido muy importante para Colombia y América Latina trabajar en este nuevo proyecto que beneficia a los agricultores de todo el mundo. “Hoy en día nos estamos enfrentando a un problema de competitividad en muchos cultivos, y el arroz es uno de ellos” señala.

Correa Victoria mencionó que el tratado de libre comercio es uno de los temas que también se deben abordar, ya que a pesar de tener ventajas y desventajas, obliga a los agricultores a ser conscientes de la necesidad de adoptar nuevas tecnologías para tener mejores rendimientos y una reducción en los costos de producción, lo que en última instancia mejora su competitividad.

En el proyecto también se encuentra vinculado el egresado de la Maestría en Ciencias - Biología de la Universidad del Valle e investigador de agrobiodiversidad del CIAT Satoshi Ogawa. Gracias a su interés por la agricultura en Latinoamérica y Japón se ha vinculado al proyecto SATREPS.

Natalia Espinosa, ingeniera agrónoma de la Federación Nacional de Arroceros, afirma que durante el proceso de investigación se han encontrado líneas con diferentes combinaciones de genes que afectan la arquitectura de la raíz, algunas de ellas pueden explorar zonas más profundas del suelo y tomar nutrientes y agua disponible a niveles más profundos.

En el desarrollo del proyecto SATREPS, la Dirección de Relaciones Internacionales de Univalle apoyó la movilidad y participación en eventos nacionales e internacionales del profesor Rubiano, para socializar y trabajar con los socios de las instituciones participantes, apoyando los ecosistemas de innovación y tecnológica.

Taller de socialización de resultados en la Universidad del Valle

Recientemente, representantes de las instituciones participantes se reunieron en la Universidad del Valle para presentar un balance del proyecto y manifestar su interés en seguir generando desarrollos en beneficio de los productores del arroz en Colombia. Destacaron que una de las fortalezas de SATREPS es el proceso de transferencia del conocimiento, que beneficiará a los agricultores colombianos. Este proceso se realizará por medio de Fedearroz.

Así mismo, este viernes 9 de noviembre se realizará un simposio internacional en las instalaciones del CIAT, en los cuales se expondrán los principales avances científicos del Proyecto SATREPS.

Manabu Ishitani, líder del proyecto en Colombia e integrante del Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional del Centro Internacional de Agricultura Tropical - CGIAR del CIAT consideró importante el trabajo y el desarrollo colaborativo del profesor de Geografía Jorge Rubiano, pues contribuyó al intercambio científico dentro de las actividades del proyecto en el manejo de las aguas.