Dirección de Relaciones Internacionales

Logística Humanitaria para Minimizar los Efectos de un Desastre

El foco en Logística Humanitaria fue trabajado por estudiantes de doctorado de la Escuela de Ingeniería Industrial, en las Escuelas Internacionales de Formación Avanzada EIFAS.

Abordar de manera adecuada los problemas humanitarios que se derivan de un desastre natural y aquellos producidos por el hombre, es una labor que requiere compromiso, tiempo y disposición, pero también un conocimiento técnico y logístico que garantice que los recursos lleguen a destino a tiempo y cubriendo las necesidades reales de la zona afectada.

Parte del desarrollo del curso en logística humanitaria o logística de respuesta a desastres estuvo relacionado con estudiar y analizar las principales técnicas de modelación y gestión de cadenas de suministro humanitarias asociadas a problemas de atención de desastres y manejo de crisis tendientes a garantizarla atención humanitaria y una capacidad de respuesta óptima que minimice los efectos en la población.

La logística de respuesta a desastres varía de acuerdo a las necesidades de cada territorio, pueden ser: alimentarias y de nutrición, sanitarias y médicas, de agua y saneamiento, de protección y de prevención de catástrofes.

La profesora internacional invitada, Johanna Amaya, de la Universidad IOWA nos cuenta que hay cuatro etapas a ser atendidas:

Mitigación: cuáles serían los riesgos que se pueden minimizar para que el impacto no sea tan grande, estudios de la zona, accesos, toda la parte estructural.

Preparación: ¿Qué se puede hacer?, ¿Qué mecanismos de apoyo hay?, ¿cómo se va a operar? ¿Qué actividades se pueden desarrollar?

Respuesta y recuperación: Después del desastre, qué información se ha recogido, acciones sociales con la población afectada, y como su nombre lo indica, recuperación del espacio físico y emocional de las personas.

Amaya recalca que cada situación es diferente y los problemas a enfrentar en un desastre son un desafío, de ahí la importancia de conocer los mecanismos, las estrategias y tácticas a desarrollar, es primordial detectar, estudiar e investigar los procedimientos para llevar por la ruta adecuada las ayudas, saber en qué invertir los recursos y dirigir a las personas encargadas de la operación.

La logística humanitaria se define como el proceso de planificación, implementación y control efectivo y eficiente de los flujos de productos, materiales e información desde los donantes hasta las personas o sector afectados, con el fin de satisfacer las necesidades de supervivencia.